+(5411) 4785-3936

Cómo impactará la tecnología y la inteligencia artificial en la desaparición de puestos de trabajo y en la creación de nuevos.

Uno de los grandes presupuestos de la actualidad es que las máquinas acabaran quitándonos el trabajo. De hecho, algunos estudios señalan que para el 2030 entre 400 y 800 millones de personas verán sus puestos de trabajo ocupados por robots o Inteligencia Artificial.

 

Una pregunta que no puede obviarse es si la sociedad está preparándose para estos cambios y el impacto que tendrán en la población. Si bien se hace bastante evidente que algunos trabajos dejaran de existir, creemos que habrá una suerte de “fundación” de nuevos puestos.

 

En general las investigaciones apuntan a que las nuevas tecnologías quitarán los trabajos de peor calidad, y que los que se crearan van a requerir mejor cualificación.

 

A continuación enumeramos algunos de los puestos de trabajo que necesitarán ser creados o bien que tendrán un auge en los próximos años:

 

  • La IA ayudará a realizar muchas tareas en el futuro, pero las empresas que las desarrollen seguirán necesitando personal cualificado para encontrar clientes que quieran comprárselas. Para este trabajo hará falta quienes tengan conocimientos y experiencia en IA y machine learning, así como conocimiento de desarrollo empresarial y ventas.
  • Serán también necesarios expertos que sepan mantener sistemas. Esto requerirá de doctorados en ciencias computacionales, electrónica, telecomunicaciones, ingeniería eléctrica o similar.
  • También podemos pensar que con la tecnología ocupándose de los trabajos más pesados posiblemente la gente viva más, y harán falta más personas que se hagan cargo de los mayores. Para este trabajo será necesario de quienes disfruten interactuando y sobre todo escuchando a otras personas.
  • Se espera que la obesidad empiece a ser un problema como consecuencia del sedentarismo que acompaña a la tecnología, por lo cual seguirán haciendo falta personas para motivar a hacer actividades físicas y mejorar nuestra alimentación. Así, serán necesarios nutricionistas y psicólogos.
  • La biotecnología hará que se creen empresas especializadas. Se prevé que será necesario experiencia en laboratorios, medicina y marketing.
  • Es de prever que cada vez será más común que los humanos tengan que unir fuerzas con robots y software de IA en sus puestos de trabajo, y hará falta un responsable que ayude a optimizar estos trabajos para que máquinas y humanos consigan trabajar bien juntos. Con ello se crearán puestos en psicología experimental o neurociencia, ingeniería y recursos humanos.
  • Alguien tendrá que encargarse de enseñar los nuevos procesos y circuitos para el manejo de dinero, lo cual requerirá estudios superiores en finanzas y negocios, capacidad de entender las motivaciones de los clientes y entender todo este entramado de dinero digital.
  • El comercio electrónico, también requerirá nuevas habilidades. Por un lado, crecerán las tiendas de ropa online, al punto que sea posible diseñar la ropa con herramientas digitales. Ello requerirá de diseñadores textiles. Y con el crecimiento del comercio online es posible que las grandes cadenas mejoren la figura de la asistencia virtual para ofrecer un servicio de asistentes que escuche y entienda las necesidades del cliente. Se requerirá, entonces, experiencia trabajando con clientes, dotes de comunicación y conocimiento de los programas informáticos que se utilicen.
  • Juegos y aplicaciones seguirán surgiendo, por lo cual quienes tengan conocimientos de cine y dominio de desarrollo en 3D encontrarán su lugar en esta nueva configuración laboral.

 

En síntesis, si bien las nuevas tecnologías sustituirán a las personas en algunos puestos de trabajo, impulsará la creación de nuevas oportunidades con trabajos que van a requerir mayor formación académica.

 

Y como los puestos que requieran menos formación serán los que mayormente serán remplazados, creemos que será crítico la manera en que el estado se posicione en relación a la educación a fin de no dejar marginados a los sectores de la sociedad que hasta ahora venían desarrollando esos trabajos.

Creemos que nosotros, como profesionales de los Recursos Humanos, debemos estar preparados para nuevas posiciones a cubrir, nuevas habilidades a desarrollar y evaluar. También para posicionarnos de manera diferente y reconvertirnos a fin de ubicar nuestro nuevo lugar junto al avance de la tecnología en el mercado laboral.

Comparta este artículo

Le puede interesar