+(5411) 4785-3936

Un proyecto de responsabilidad social puesto en práctica

El concepto de RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA surgió hace relativamente pocos años. De la mano fundamentalmente de grandes organizaciones, se crearon puestos de trabajo e incluso áreas dedicadas a pensar este tipo de proyectos.

Proyectos en los que la rentabilidad de la organización pasa a dejar lugar al compromiso de la organización con la sociedad.

Fue así como fuimos convocados para un programa de inclusión, formación e  integración laboral de personas con discapacidad, como consultora especializada en evaluaciones psicotécnicas.

La propuesta fue evaluar personas con discapacidad desde un marco de trabajo no asistencial. Orientándonos a que el trabajo permita a la persona proyectar su vida con su discapacidad.

Por nuestra parte fue un desafío enorme idear como utilizar las herramientas con que habitualmente trabajamos en cada uno de los distintos casos. Para ello tuvimos que pensar estrategias de abordaje para los distintos postulantes y sus particularidades: hipoacusia,  disminución  visual, patologías viscerales, neurológicas, motoras, entre otras.

Sumado a esto, aceptamos también el desafío de evaluar postulantes con discapacidades de todo el país con una metodología online; también tuvimos que pensar e implementar adaptaciones metodológicas que ciertos casos necesariamente requerían.

Trabajamos muy cerca del referente de RR.HH de la organización, atendiendo sus necesidades y pensando juntos como abordar los obstáculos. Aprehendiendo nuevos conceptos respecto de cómo se piensa en la actualidad a las personas con discapacidad.

Encontramos una organización que confió en nuestra expertisse y nos dejó abordar cada caso según nuestro criterio, aportándonos un marco de trabajo.

Nos encontramos con postulantes más o menos afectados por su condición, con mayor o menor necesidad de referirse a ella.  Muchas veces con situaciones sumamente traumáticas, atravesadas de mejor o peor modo. En todos los casos, el interés por trabajar, por producir, por estar dentro del mercado laboral era el motor para poner el mejor empeño. Las familias acompañaban de cerca y fuimos entendiendo lo importante de las mismas para que el trauma no opere en su fase más destructiva. El concepto de resiliencia invadió nuestros pensamientos, escuchando cada historia con nuestros afectos, tratando de acompañar, de entender…

Y la realidad, a veces “algo brutal”, estuvo en el proyecto. Luego de evaluar quienes estaban en condiciones de trabajar y en que, había que ver qué posibilidades podía ofrecer la empresa.

Hoy son más de  60 personas quienes a través de este programa pudieron incorporarse a la vida laboral.

Desde Psicotécnicos-Net, agradecemos la confianza que nos brindaron y el desafío que se nos planteó, permitiéndonos ampliar nuestros horizontes como profesionales.

Comparta este artículo

Le puede interesar