+(5411) 6848-2031

Informes Psicotécnicos claros facilitan la toma de decisiones

Los psicólogos que trabajamos realizando evaluaciones en el ámbito laboral debemos hacer un esfuerzo importante para adecuar nuestro vocabulario y modalidad de redacción, adaptándolos a las particularidades de nuestros interlocutores.

Pero, ¿Quiénes son nuestros interlocutores?

Ellos suelen ser desde colegas con orientación “psi”, profesionales de otras áreas (administración, ingeniería, etc…) y dueños o directores de empresas que pueden no ser profesionales.

Por esto es que debemos utilizar una modalidad que nos permita comunicar con claridad, cualquiera sea nuestro interlocutor, las conclusiones a las que hemos arribado. Creemos que un criterio importante es utilizar un lenguaje simple y “amigable, oraciones cortas y precisas, junto con conceptos muy claros.

Para ello antes de comenzar la redacción debemos conformar una mirada global del postulante, desde la cual podamos analizar los datos obtenidos como se juegan en esa persona en particular.

Para ejemplificarlo tomemos el caso de algún postulante que presenta en las técnicas indicadores de cierta inestabilidad emocional e impulsividad. Si señalamos esto “crudamente”, sin contextuarlo  en el informe, nuestros interlocutores pueden darlo como un “no apto” inmediatamente.

Sin embargo, hay varias cuestiones que hay que tener en cuenta y de ellas hay que hablar en los informes.

Siguiendo el ejemplo, los creativos suelen ser inestables dado que justamente esa “sensibilidad especial” es la que hace de ellos personas con capacidad creativa.

Del mismo modo, la inestabilidad no tendrá la misma relevancia en un joven profesional en tanto es una característica propia de su momento vital.

Distinto será el caso de quien ante las presiones se torne más precipitado en sus accionar o de quien tenga un desequilibrio emocional serio y estructural.

También dicha característica tendrá un valor distinto en una persona desempleada hace largo tiempo o en quien atraviesa un duelo importante.

Nuestro objetivo: Ser una herramienta facilitadora de la toma de decisiones por parte de nuestro interlocutor.

Creemos que siempre y más aún en una primera etapa de la relación con nuestros clientes, la comunicación debe estar abierta a intercambiar cuestiones de modo más informal (seguramente por mail o por teléfono) para facilitar el entendimiento mutuo e ir generando un espacio de “lenguaje común”…

Comparta este artículo

Le puede interesar

Abrir chat
Atención personalizada